El Cóndor y el cuervo (Homenaje a Perú)


peru.jpg

Esta vez esta sección va a tomar partido. “Partido hasta mancharse” que dijo el poeta. Porque como dijo el poeta también  “porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos”.

Perú “está tocando el fondo”.

Llevamos una semana y algo más leyendo noticias, escuchando partes diarios de heridos y muertos, viendo videos de hombres, niños, mujeres, con el dolor, la miseria, la tristeza y también la ira en el rostro.

 

Viendo a Perú desde nuestra cómoda parcela del “mundo desarrollado” y dejando que las noticias de todos los medios de comunicación  habidos y por haber nos informen ahora de un país que parece que no existía, con el mismo hambre, el mismo dolor, y la misma miseria que antes del terremoto, pero claro, ahora podemos ser caritativos, generosos y compasivos. Ahora. No antes, cuando las cifras de pobreza son escandalosas, cuando las cifras de analfabetismo son de vergüenza y sonrojo, cuando sabemos pero lo ocultamos que no hubiera habido ni la mitad de muertos si las casa no fueran de adobe, si se hubieran puesto los medios por los caritativísimos organismos internacionales para que los hospitales tuvieran algo más que algodón.  Que no hubiera existido el caos que se produjo si hubiera infraestructuras en el país; si en vez de someter a la humillación de la caridad que supone ceder unos miles de dólares para que el país siga subvencionado y siervo del primer mundo hubiéramos sido capaces de ayudar a poner las bases para que el propio país aprovechara sus fuentes de riqueza.

Pero eso no conviene, eso no es ortodoxo, porque ya se sabe que un país que depende de sí mismo es un país libre y en el primer mundo no se soporta a los países libres del llamado tercer mundo, porque eso puede hacer que piensen, que lean, que protesten por su pobreza, que se pongan en pie y que caminen, a pesar de los terremotos.

Por eso hoy esta Sección toma partido. Toma partido por Perú, por la libertad que supone tener los medios necesarios para ponerse de pie, por los medios de comunicación de Perú que informan de temas que en el primer mundo ni nos ocupamos en leer o silenciamos, por la voluntad de sobrevivir que no es de ahora sino de siglos, a pesar de todas las bocas acalladas.

Toma partido por el Cóndor. Nunca por el Cuervo.

Alena. Collar.