Josué Santiago: Apuntes teóricos para una mejor comprensión del Microrelato.


 

Si el microrrelato, como se sabe, tiene sus raíces en la tradición oral, es de suponer que el deseo de comunicar algo en forma coherente y comprensible haya jugado un papel protagónico en la empresa.

La anécdota, “Anoche se escucharon detonaciones, provenientes del Palacio Presidencial”, nos comunica, sin mucha elaboración, que hubo un escándalo en las inmediaciones a la casa de gobierno. Pero no nos revela la naturaleza del asunto, por lo que lo anecdótico nos sirve de punto de arranque para empezar una labor detectivesca que puede llevarnos a varias teorías: Hubo fiesta nacional y se detonaron fuegos artificiales, se produjo un encuentro armado entre miembros de las fuerzas del órden público y una banda de forajidos, estallaron unos generadores eléctricos, un escape de gas provocó una explosión, las fuerzas armadas celebraron un simulacro, hubo un atentado terrorista, se produjo un golpe de estado.

Lo real y concreto, lo tangible y corroborable unido al elemento imaginativo, a la especulación, a lo probable, en una narración bien calibrada y sugerente produce lo que hemos dado en nombrar microrrelato.

Para mi, porque se ajuste mejor a mi estilo y manera de plantearme la intríngulis humana, la sencillez en la exposición es un recurso del que me valgo para llegar a la otra orilla del cuento donde la narración se vuelve camaleónica.

Escribir con sencillez para facilitar el paso a las interpretaciones profundas de una historia que vibra y se transforma con cada lectura. Hacerlo en sentido contrario es como enmarcar un sugerente paisaje otoñal con un elaborado marco dorado del período barroco. El ojo se pierde en la periferia del cuadro y no logra ver los peces en el río.

De acuerdo a William Faulkner “la finalidad última del escritor es reducir la esencia de la existencia humana a una simple oración.”

A eso aspiramos los que escribimos microrrelatos. A lograr esa síntesis. Esa brevedad que es sólo de palabras, para con ella captar la “esencia” del drama humano.

“En la historia de la cultura, una curva única expresa un día lo que evocaban confusamente hasta entonces cien curvas embrolladas.”

“La búsqueda de la simplicidad [me parece que debemos enfatizar en ese aspecto] ha sido una conquista incesante que enfrenta emboscadas en todos los recodos del camino y que el artista ha debido arrancar de la suma inmensa y siempre renovada de lo desconocido.”